sábado, 9 de mayo de 2015

PENSAMIENTOS





     Me siento sobre las rocas húmedas por la brisa marina y escucho lo que dice el mar.
     Me repite cosas que no entiendo, pero adivino que me cuenta dulces historias de amor.

     Me paseo por la orilla del mar escuchando las olas.
     Ellas con su vaivén se van acercando hasta rozar los dedos de mis pies desnudos.

     La luna empieza a reflejarse en el mar dejando una estela brillante.
     A lo lejos unas lucecitas intermitentes por el balanceo del mar, es un crucero surcando los mares       para llegar a Puerto. Marisa, 10/05/2015
Publicar un comentario